Actualidad Noticias

Proporcionar al consumidor la información relativa al impacto medioambiental cuadriplica las posibilidades de que se escoja una opción de envío sostenible
Proporcionar al consumidor la información relativa al impacto medioambiental cuadriplica las posibilidades de que se escoja una opción de envío sostenible

El e-commerce es un sector en constante evolución y crecimiento y está sujeto al auge de nuevas tecnologías, ideas y cambios constantes en los hábitos de consumo de la sociedad. El crecimiento del sector debe convertirse en una oportunidad para crear modelos de negocio más sostenibles y respetuosos con el medioambiente.

En este contexto, según estudios recientes de ‘The German Environment Agency (Umweltbundesamt - UBA)’ los procesos utilizados en el packaging y transporte e-commerce suponen entre el 1-10% de las emisiones. Ante esta situación, Seven Senders ha presentado un estudio sobre la sostenibilidad y las buenas praxis en el e-commerce en el que se detalla que la mayor parte de las emisiones generadas en el comercio electrónico corresponden al proceso del transporte.

Así pues, el elemento clave para la transformación más sostenible del comercio electrónico es el cambio de hábitos de los consumidores y la reducción del impacto medioambiental provocado por el transporte. Actualmente, el conjunto de la población está mucho más concienciada con la importancia de impulsar cambios que pongan el foco en cuidar y respetar el planeta, demostrando así su preocupación por reducir la huella ecológica y luchar contra el cambio climático. Este cambio se traslada también a la hora de consumir de una manera más sostenible.

En este sentido, el estudio apunta que, según los datos relativos a los compradores online de países europeos como Alemania, Austria, Suiza, Francia, Italia, España y Países Bajos, el 70% de los usuarios está dispuesto a pagar más dinero si los envíos son sostenibles. Este dato, que en 2021 se cifró en un 54%, demuestra que la concienciación aumenta a pasos agigantados.

El estudio muestra que la mejor práctica es una buena orientación al usuario. Proporcionar al consumidor la información relativa al impacto medioambiental que generan los envíos cuadriplica las posibilidades de que se escoja una opción de envío sostenible.

También plasma como el comercio minorista online depende de la cooperación de sus clientes para alcanzar sus objetivos climáticos.

El comercio online vs el comercio tradicional

El comercio online quiere reducir su impacto en el planeta, aunque en comparación al comercio tradicional, su impacto medioambiental es menor. Las emisiones de CO2 calculadas por producto vendido en Internet son inferiores en un factor de media de 2,3. Sin embargo, todavía hay margen de mejora en cuanto al impacto medioambiental de las compras online. La mayor parte de las emisiones emitidas por parte de la venta online provienen del transporte, tanto el de primera como última milla. En concreto, según el estudio las emisiones provocadas en el proceso de transporte representan entre el 35% y el 65% del impacto medioambiental total del e-commerce.

Soluciones logísticas neutras

Las soluciones logísticas neutras en cuanto a emisiones de CO₂ aún se contemplan en un futuro lejano. Sin embargo, el planeta necesita soluciones rápidas y eficaces. El estudio sugiere que crear estrategias sostenibles puede ser una ventaja competitiva, así como un motor de crecimiento para los minoristas del e-commerce que actúan de una manera responsable.

Gracias a las economías de escala de la logística en el e-commerce, así como los hábitos de consumo de los distintos mercados europeos, incluso una expansión pueden tener impactos positivos en la huella de carbono.

Consulta la noticia original AQUI

© 2022 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías